Buscar

Un rincón que te abrigue

Antes y después de ser mariposa

A mis amigos blogueros

18271000010007

Para despedir éste 2018 solamente tengo agradecimientos hacia ustedes.

Éste año mi rincón se expandió a través de mis propias experiencias y transformaciones pero siempre con un objetivo claro: mantener su esencia. Y allí es en donde me encontré con todos ustedes!

Cuando empecé a construir éste espacio no imaginé la cantidad de almas que podía haber del otro lado, y creo que eso es lo más bonito de escribir: combinar la espontaneidad con la conciencia de saber que los sentimientos viajan hacia otras personas.

Desde mi corazón les envío un enorme agradecimiento por permanecer allí, por pasar de vez en cuando o por ser aquí “mis blogueros familiares” de siempre.

Feliz nueva etapa ♥♥♥ Juntos entre letras.

Melina.

 

Anuncios

¿Cómo está tu corazón?

“¿Cómo está tu corazón?” – preguntaba de golpe en las primeras líneas de ese escrito que me pidió que leyera.

Creí que se refería a cuestiones sentimentales (supongo que fue porque quería responder algo fácil) pero esa era precisamente la trampa. Creo que siempre lo es.

“¿De qué está hecho el hilo que te une a los demás?”

“No importa cómo te ven los otros sino más bien cómo te miran ¿Construiste alguna mirada sin esfuerzo, que no cumpla tus expectativas, que te haya tomado por sorpresa?”

“¿Seguís preservando a ese niño que corría por el parque o lo dejaste envejecer?”

“¿Hay alguien en tu vida que te descifre en tus fotografías en vez de tomárselas a tu lado?”

“¿El amor es algo que saliste a buscar o es algo que realmente te encontró?”

El escrito estaba acompañado de éstas palabras:

“Cada mañana no te olvides de darle cuerda a tu corazón…” (y lejos de la poesía que queda en tu memoria pero muy cerca de una buena lección que se te graba allí mismo) agregó: “… es algo así como revisar si está funcionando”.

Fue indispensable estar un rato en silencio.

Hoy brindo por un nuevo año en el que cada día nos despertemos con la fortaleza necesaria para darle cuerda a nuestro corazón y renovar su motor las veces que sea preciso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te regalo un pedacito de mi experiencia

IMG_20181215_184204

Podemos elegir y ese es el tesoro más grande que tenemos. De allí nacen nuestras fortalezas, nuestros aprendizajes y nuestra experiencia de vida completamente personal.

Éste último tiempo me vi optando por un camino diferente que inevitablemente resaltó mejor la fidelidad hacia mi misma.

Eso no fue fácil, pasaron cosas grandes y otras pequeñas, todas significativas. Y la verdad es que describirlas no resultarían extraordinarias para nadie excepto para mí, porque de eso se trata: de vos, de mí, de lo distintos que somos pero de la manera en la que nos hacemos bien encontrando puntos en común.

El tiempo te enseña lo que no te muestra el instante en el que estás ahora y si prestas atención las acciones y los desenlaces en algún momento encuentran un mismo sentido.

Hay una coherencia inevitable entre la acción universal, tu esencia más vulnerable y tu actuación posterior. Si no están alineadas quizás podes construir igual pero las bases serán inestables, competitivas, dudosas.

Si logras unir las tres cosas la experiencia es distinta y los resultados son contundentes para tu camino.

Mi mensaje es que nos permitamos la sensación de perder algunas cosas que ya no son para nosotros porque así se generan espacios para otras. En definitiva, no se pierde lo que nos expande sino lo que ha dejado de hacerlo.

Cuando se dibuja un arco iris acaba una tormenta

48053432_2178751532193928_3605110855802290176_n

Ví cómo se formaba el arco iris y fue tan bonito…

Algún pedacito del cielo debió abrirse para que eso pase.

Para mí que la lluvia está formada por cientos de lágrimas lanzadas al vacío que al unirse provocan la tormenta.

Que salga el sol es simplemente un milagro, que se cuele por una ventana e ilumine el lugar por donde estás caminando…

Y todo al mismo tiempo, la intersección, el choque, la combinación, ese es el arco iris.

Algo se mueve por dentro, un poco inesperadamente, y llama la atención como el sonido fuerte de una campana que te sacude sin entender bien el sentido…

Quizás ésto es justamente lo único que no necesitamos entender, eso de sentir naturalmente, porque prefiero que así sea una vez cada tanto a provocar cien veces un acontecimiento.

Cuando se dibuja el arco iris acaba una tormenta.

Otra hoja de mi cuaderno

Un sitio, una costumbre, un hábito que hay que dejar atrás para ir hacia adelante.

Y de repente mi corazón me pide otro cambio y pienso ¿Cuándo se detiene ésto? pero ahí mismo entiendo que detenerse significa no seguir vivo.

Un par de cosas necesitan cambiar de lugar y vos sos la única persona a la que le faltaba descubrirlo, porque el resto ya lo sabía. Solamente se necesita esa pequeña acción tuya para que la historia cambie su curso.

Se parece a la sensación de mirar una fotografía sobre tu heladera y sentir que a la imagen le cambiarías cosas…. No es el fondo, ni los colores, es algo relacionado con su profundidad, lo que le da sentido. Cambiarías la forma de las sonrisas, la forma de las expresiones… cambiarías la forma. Y eso es más bien es otra fotografía.

Y haber llegado a las formas habla de un camino recorrido, de una valentía desempeñada, de una experiencia adquirida ¿Cómo podrías evitar sentir que querés ser mejor de lo que estás siendo?

La confusión se vuelve una compañía diaria, la melancolía de dejar atrás esa imagen se presenta como un sentimiento distinto, las preguntas son diferentes ahora y la despedida de un pedazo de la historia te ubica en otra realidad a enfrentar.

Ésto va a doler, hay que asumirlo, como cuando arrancas una hoja y queda el espacio en tu cuaderno, pero es ese dolor de saber que aún estaría allí si estuviera bien, alineado, correspondido, en una misma frecuencia. No sos de las que incendian sus cuadernos viejos, o las que queman papeles para ocultar evidencias, más bien te gusta disfrutar de aquello que escribiste con amor y naturalidad.

Algo pasó aquí, hay que admitirlo, porque entender nos hace más libres, mejores escritores o al menos más genuinos.

Confiar en vos es empezar a relatar nuevas historias.

 

Cuando la tarde cae

El atardecer es ese momento del día en que todo necesita volver a acomodarse y eso en la naturaleza sucede de la manera más bonita posible.

Depende del sitio en el estemos disfrutamos de un paisaje diferente: figuras y sombras de edificios, horizontes cayendo sobre las rutas, degradés de los árboles superponiéndose al cielo, lo que sea, pero lo mismo sucederá una y otra vez en todas partes del mundo.

Los pájaros se posan sobre las ramas o sobre los bordes de las paredes para descansar o se agrupan para volar juntos hacia sus respectivos nidos.

El zorzal canta anunciando que otro día está terminando.

Las nubes cambian de forma y parecen moverse juntas, hacia un mismo lado, como emprendiendo la retirada, aunque solamente se trasladen.

El sol desaparece para dejar lugar a la luna, las luces de las calles y de las casas se encienden de a una y la noche trae otros sonidos incluyendo el del silencio. Las mariposas y las abejas se reemplazan por grillos y luciérnagas.

Cuando la tarde cae se sirve un café o una copa de vino, se prepara un mate o la tabla de fiambres. Y cada una de esas cosas se convierte en la excusa perfecta para compartir un atardecer con amigos.

Cerca del mar podemos ver y sentir la bajamar en la piel, y ese es justamente el momento en el que algunas aves se acercan a la orilla para pescar su alimento y otros salimos a caminar entre ellas o nos sentamos sobre la arena a observarlas.

Para la naturaleza llega la quietud, la calma, la pausa, para algunos de nosotros la inspiración. Por ejemplo yo amo escribir relatos o canciones en ese momento en el que bajan las horas.

¿A vos qué cosas te inspira el atardecer?

 

 

 

 

 

 

 

Libélulas en tu vida: Siguiente fase en la transformación

77d

Dos pequeñas libélulas vinieron a visitarme ésta mañana mientras desayunaba bajo el nuevo árbol que desarrolló solito sus ramas hacia mi terraza. Sobrevolaron sobre mí durante horas como queriendo adquirir algún significado en la mañana de hoy.

Acá en Argentina los llamamos Alguaciles y es común verlos en lugares costeros ya que pasan la mayor parte de su vida en el agua hasta que gradualmente van desarrollando sus alas para incorporarse a un nuevo medio que será el aire. Sin embargo, parece que el clima húmedo y caluroso las trajo hasta la ciudad ésta mañana.

Madurez y profundidad del carácter: la libélula, en casi todas las partes del mundo, simboliza el cambio en la perspectiva de la auto-realización, la madurez mental, emocional y la comprensión profunda del significado de la vida. Su vuelo a través del agua representa un acto de ir más allá de lo que está en la superficie y mira en las implicaciones y aspectos más profundos de la vida.

Poder y equilibrio: el vuelo ágil de la libélula y su capacidad de moverse en todas las direcciones destilan una sensación de poder y equilibrio, algo que sólo viene con la edad y madurez. La libélula puede moverse 45 millas por hora, volando en línea recta, hacia los lados, arriba o hacia atrás como el colibrí, vuela en cualquier dirección. Lo alucinante es que puede hacer esto mientras bate sus alas tan sólo 30 veces por minuto.

Derrota de las falsas ilusiones: La libélula expone matices tanto en sus alas como en su cuerpo. La iridiscencia es la propiedad de un objeto a manifestarse en diferentes colores dependiendo del ángulo y la polarización de la luz que incide sobre él. Esta propiedad supone el fin de las ilusiones creadas por uno mismo y una visión más clara de la realidad de la vida. Sus colores brillantes toman tiempo para desarrollarse, lo que refleja la idea de que con la madurez nuestros verdaderos colores propios brotan. 

La propiedad mágica de iridiscencia se asocia también con el descubrimiento de las propias capacidades al desenmascarar el yo real y la eliminación de las dudas que uno proyecta en su propio sentido de la identidad. De nuevo, esto significa indirectamente auto-descubrimiento y la eliminación de las inhibiciones.

Centrarse en vivir el momento: la libélula vive normalmente la mayor parte de su vida como ninfa, no como adulto, estado en el que solo vive unos dos meses. La libélula adulta lo hace todo en este poco tiempo. Este estilo de vida simboliza y ejemplifica la virtud de vivir en el momento y vivir la vida al máximo, siendo consciente de lo que eres, dónde estás, lo que estás haciendo, lo que quieres.

La apertura de los ojos: los ojos de la libélula definen una de las más increíbles e impresionantes vistas inspiradoras. Dado que casi el 80% de la potencia del cerebro del insecto se dedica a la vista y el hecho de que puede ver en 360 grados alrededor, simboliza la visión desinhibida de la mente y la capacidad de ver más allá de las limitaciones del ser humano. 

Habita en dos mundos: el agua y el aire. La importancia de estos deben ser examinados. En sus primeros años de vida es – como una ninfa – que vive en el agua. A medida que maduran y pasan por su metamorfosis, pasan al dominio del aire. 

Como criatura del viento, el tótem libélula representa el cambio. Sus alas son muy sensibles a la más mínima brisa, y así se nos recuerda a prestar atención cuando los proverbiales vientos soplan- no sea que nos encontramos con una tormenta.

Las libélulas son también criaturas del agua , y cualquier criatura que habita dentro o cerca del agua lleva el simbolismo relativo al subconsciente, a los “sueños” y a los pensamientos.

La libélula es un recordatorio de que cuando nuestros pensamientos más profundos suben a la superficie les debemos prestar atención – hay lecciones que aprender, y también nos recuerda que lo que pensamos, es directamente proporcional a lo que “vemos en la superficie.” … En pocas palabras, nuestros pensamientos, son responsables de lo que vemos en nuestras vidas – en nuestro entorno físico. La libélula vive una vida corta, y sabe que debe vivir al máximo con lo que tiene. Esta lección es enorme para cada uno de nosotros. Cuando ves a una libélula, ser conscientes de los dones que tiene para ofrecer, manteniendo sus significados tótem animal en mente.

Dejate acompañar por la naturaleza y vas a sentir que cada proceso es mucho más natural y sencillo porque forma parte de un Todo.

 

Fuentes informativas: Blog Compartiendo luz con sol/ Libelulapedia

La parte que aún no se nos une

A veces es exactamente al revés y cuando tu corazón se abre como una flor el resto del cuerpo se descomprime y comienza a tambalear.

Quizás porque antes no tenía permiso para hacerlo o procuraba no ser el centro de tu vida.

Entonces ocurre casi al mismo tiempo que cuando una parte tuya se expande, otra parte se siente estafada y confundida.

Y toma tiempo aprender la diferencia entre ilusionarse y alinearse.

Hay que oír todas las voces interiores: la más fuerte, la que susurra, pero sobre todo aquella que insiste.

Sabé que es así…

Una parte tuya celebra, la otra se desconcierta.

Una confluye, la otra se desbanda.

Una de ellas se desafía y se fortalece, la otra suelta la soga por completo y deja a la vista lo que tenía adentro.

Hay que acariciar mucho la parte que aún no se nos une.

Hay que saber que es el momento para avanzar todo lo que podamos pero no para caminar más rápido de lo que pueden nuestros pies.

 

Más allá de las apariencias

image

Durante las diferentes etapas de nuestras vidas podemos notar que alguna especie animal suele cruzarse insistentemente en nuestro camino.

Hay una conexión sin interferencia entre nuestra conciencia, nuestro alma y la naturaleza, y cada vez que nos pase ésto, la búsqueda en fuentes confiables sobre las características de ese animal nos transmite un mensaje para acompañarnos en ese momento en el que nos encontramos.

Así como las mariposas persiguiéndome en todas partes fueron un espejo para entender la manera en la que me fui transformando…. y los colibríes junto a mí en la terraza me explicaron mejor la manera en la que debía ahondar un tiempo en mi pasado únicamente para luego seguir adelante y mejorar mi futuro…. y el Zorzal volando y posándose en mi ventana y en mi camino permanentemente despertó un poco más en mí la conciencia espiritual, recordándome mi solidez y mi lealtad por si alguna vez dudé de ellas…

De esa misma forma hoy aparecen cerca de mí unos animalitos que creía dañinos y molestos, y sin embargo mi investigación sobre ellos me aporta algo diferente.

Avispas ¿Quién diría que se encontrarían a gusto en la enredadera que bordea mi ventana? Quizás sean sus flores violetas que las atrae todo el tiempo.

Lo primero en lo que pensé cuando las vi fue en sus picaduras, así que mi ventana está cerrada la mayor parte del tiempo y las observo desde adentro. Las veo volar, ir y venir, absorber el néctar de las flores. Me generan respeto, como si tuvieran un poder superior. Supongo que ser alérgica a ellas le brinda a la historia un condimento extra… ♣

Las avispas en varias civilizaciones representan un nuevo comienzo. También nos recuerdan la necesidad de vivir en comunidad (a pesar de no siempre sentirte parte), y a preservar esa relación sincera, larga y duradera con los que te rodean.

También nos enseñan a observar con mayor detenimiento lo que está pasando alrededor, a analizar cada aspecto profundamente y a desechar lo negativo: “Si no aprendes a tomar decisiones firmes en tu vida será más doloroso afrontar la decepción..”

Representan el valor y la energía vital que se necesita para salir vencedor, son animales de poder, y además muy trabajadores, por lo que siempre encontrarán la manera de salir adelante.

Un sitio poblado de avispas te invita a desplegar una personalidad arrolladora, a lograr desafíos y cumplir metas a través del valor de la confianza y la persistencia.

Aún no me familiarizo del todo con la situación y posiblemente necesite tomar algunas medidas de seguridad, pero reconozco que descubrí una fase diferente de éstos animales, y sin duda, vienen a recordarme algo.

 

 

 

 

WordPress.com.

Subir ↑

Un té para el alma

Mis escritos y reflexiones

Viajando por ahí

Antes y después de ser mariposa

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Cazador de instantes

"Descubrí que cada instante llega para enseñarnos, para emocionarnos. Hoy estoy dispuesto a hacerlos míos y compartirlos con otros que se animen a la aventura." Cazador de instantes.

Quiero Creer - I want to Believe

Blog de escritura y de teorias alternativas

profesor3.cero

Trabajando por una educación lúdica, el fomento de las Humanidades y la formación ocupacional.

Paola Rivera

Todo puede ser parte de un error que nunca debió haber ocurrido, pero estás aquí, y yo.

¿Tienes Hora?

Si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ...

El Ático del Alma

Tu corazón es libre ten el valor de escucharlo

versosconvidapropia

simplemente yo

Solo por la luz ✿

( Familia, fotografía, paseos, recetas y divagaciones varias de una recolectora de instantes )

Amor entre estrellas.

¡Bienvenido devuelta viajero!

en eSpiral

porque la vida no es una línea recta

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Berkanaluz

Poesía, pensamientos y palabras.

Paul Militaru

Photography Portfolio

A %d blogueros les gusta esto: